Las humedades en paredes interiores son una variante muy común de una humedad que afecta a una gran cantidad de viviendas y habitáculos.

Este tipo de humedad, la cual puede ascender a través del suelo, suele producirse en el interior del hogar debido, en parte, a la condensación producida por los fenómenos meteorológicos desfavorables, como puede ser el caso de las lluvias o de las partículas que son arrastradas por el viento y que en última instancia choca contra la pared.

Algunos de los primeros síntomas de la aparición de humedad en paredes interiores suelen venir dados por desprendimientos de la pintura, manchas de agua, formación de pequeños focos de moho, olor a humedad o incluso salitre en la pared.

humedades en paredes interiores

Con el paso del tiempo, las señales que en un principio eran pequeñas podrían ir aumentando en caso contrario a no hacerse nada para eliminarlas de inmediato, lo cual puede llegar a suponer un problema bastante incómodo que afectará en gran medida a aquellos que habiten la vivienda.

Además, no solamente las humedades en paredes interiores pueden afectar a nuestra salud, sino que también hay que tener en cuenta los deterioros y daños estéticos que pueden producirse en los revestimientos, en el rejuntado o en el bricolaje, induciendo de esta manera a gastos y un desembolso económicos como puede ser el hecho de rascar o pintar la pared de manera frecuente.

Otro de los signos inequívocos de las humedades en paredes es la formación de ácaros y partículas en suspensión, las cuales generan un ambiente insalubre y poco conveniente para los habitantes de la vivienda, puesto que la inhalación de los mismos puede fomentar el desarrollo de enfermedades respiratorias, tales como el asma, o el agravo de afecciones ya existentes.

Lo anterior, nos lleva a la siguiente pregunta:

Cómo quitar humedades en paredes interiores

Lo cierto es que este tipo de humedad no es sencilla de eliminar, puesto que pueden haberse originado por diferentes causas ya que, como hemos comentado en otros artículos, existen distintos tipos de humedades:

  • Humedades por condensación
  • Humedades por capilaridad
  • Humedades por filtración

Así pues, cada tipo de humedad es bien diferente, y es necesario tratarlas de manera específica.

Muchas veces, se opta por utilizar remedios caseros que no solamente no son efectivos para solucionar el problema, sino que además, más veces de las que no, terminan por empeorarlo.

Nuestra recomendación es que se consulte a una empresa de humedades que sea experta en la materia, ya que a través de un diagnóstico gratuito, ellos podrán valorar mejor que nadie el estado y la situación de la humedad para, finalmente, saber cómo repararlas.

La experiencia y el bagaje profesional en estos tratamientos te dará una idea acerca de qué tipo de humedades tienes en casa, recomendándote de esta manera el tratamiento más efectivo para eliminar las humedades en paredes interiores, con un, más que seguro, ahorro en tiempo y, sobre todo, en dinero.