Si eres propietario de un negocio o de una vivienda, uno de los problemas que más quebraderos de cabeza suele dar es de las fugas de agua.

Así que, si no sabes cómo detectar una fuga de agua o estás preocupado ante la posibilidad de que en un momento dado se te produzca una, has llegado al lugar indicado.

A lo largo de este artículo hablaremos sobre cómo buscar fugas de agua, así como algunos aspectos clave que te ayudarán a saber de antemano lo que va a ocurrir para que puedas ponerle solución antes de que sea demasiado tarde.

¡Comenzamos!

¿Por qué suceden las fugas de agua?

detección fugas de agua

Primero que nada, has de saber que estos contratiempos de fontanería suelen producirse en el drenaje del desagüe, muy cerca de las aguas subterráneas o simplemente en la tubería.

En suma, es un problema que puede pasarle a todo tipo de estructura y persona; pero lo cierto es que no siempre se puede saber qué tipo de fuga tenemos, y a pesar de que sí que podemos notar ciertos elementos que podrían encontrarse fuera de lo normal, no terminaremos de darnos cuenta al 100% de que tenemos un problema grave hasta que no ocurra de verdad.

Las fugas de agua en tuberías se producen cuando una de las tuberías de agua que se encuentran bajo las losas de cimentación ha fallado. Esto, puede venir causado por el simple hecho de que el suelo sea incompatible con las mismas, aunque también puede darse porque este contenga algún tipo de elemento que conforme una reacción química negativa a la hora de entrar en contacto con las tuberías de cobre, hecho que se conoce bajo el concepto de electrólisis.

Este fenómeno puede ocurrir en cualquier momento, incluso varios años después de que se haya realizado la instalación. Lamentablemente, esta es una de las causas más comunes de una fuga de agua bajo una losa, y necesita de un cambio total de todas y cada uno de las tuberías de agua de cobre.

Otra de las causas que más se suelen dar es cuando las tuberías se encuentran expuestas y estas entran en contacto con líneas sin protección, como pueden ser los conductos de barras de refuerzo, los conductos de calefacción o los conductos eléctricos. La fricción dada provoca que la tubería se vaya desgastando, y que por ende, surjan las primeras goteras.

En suma, una fuga bajo la losa también puede darse por la línea de doblado, es decir, que por culpa de un trabajador o un contratista que haya realizado algún tipo de arreglo en nuestra vivienda, esta se haya dañado.

Realmente, existen numerosos métodos para localizar una fuga, desde aquellos electrónicos hasta cámaras de alcantarillado pasando por el hecho de martillar el área. Con la detección de fugas electrónica, antes de nada, se recomienda que las tuberías se desconecten y estén previamente presurizadas mediante la utilización de nitrógeno, el cual emitirá un sonido agudo que normalmente se escucha a través de auriculares específicos. Cuando este sonido, en decibelios, alcance el punto más alto, será normalmente el punto en donde se haya producido el escape de agua.

Como es obvio, para una correcta detección de fugas de tuberías, es necesario que las reemplacemos y las reparemos. Así que si tienes sospechas de que puedas encontrarte ante una fuga en tu vivienda, negocio o cualquier otra propiedad, acude a un fontanero cuanto antes para que pueda darte una valoración más acertada.

Cómo buscar y encontrar una fuga de agua

como detectar fugas de agua en tuberias enterradas

Algunos de los síntomas que pueden ayudar a la detección de una fuga son:

  • Puntos calientes en el suelo.
  • Que se escuche cómo corre el agua en el WC y otros accesorios mientras no se están utilizando.
  • Si el inodoro pierde agua por abajo.
  • Agua que provenga desde algún lugar en el suelo.
  • Agua que provenga desde algún punto debajo de la pared.
  • Agua caliente que provenga de un grifo por el que normalmente pasa agua fría.
  • O que el calentador de agua no se termine de apagar.

Si por algún casual sospechas acerca de la posibilidad de tener un escape de agua en casa, no llames a nadie todavía. En ocasiones, se pueden encontrar fugas de agua sin tener que recurrir necesariamente a un profesional.

A continuación, exponemos algunas de las zonas en donde se aconseja mirar antes de proceder a llamar a un fontanero. Recuerda que las fugas y escapes pueden llegar a representar más de un 20% de la factura, así que nunca está de más comprobar de vez en cuando.

Cómo reparar y tapar fugas de agua

¿Tienes fugas de agua en la cisterna del WC? Busca en:

  • Bañeras y duchas: reemplaza y retira la masilla que esté vieja, agrietada, desgastada o lechada. El agua podría filtrarse a través de las juntas que están dañadas, causando de esta manera manchas o incluso cercos alrededor de las paredes cercanas a los pisos.
  • Fregaderos: revisa periódicamente debajo del fregadero por si acaso hubiera algún escape de agua en los desagües o en las líneas de suministro.
  • Aseos y baños: los atascos pueden producirse debido a que, por ejemplo, se ha estado utilizando demasiado papel higiénico o que simplemente se han tirado desperdicios y desechos que deberían de haberse tirado a la basura. En suma, productos de limpieza específicos como las pastillas de cloro también pueden llegar a corroer el plástico de la goma, lo que en última instancia causará una fuga. Estas, también pueden producirse en la cisterna o en el inodoro, en donde un círculo de cera lo sella a la tubería de la alcantarilla.

¿Tienes fugas de agua en el lavadero, en el sótano o en el trastero? Busca en:

  • Lavadora: los manguitos de la lavadora suelen ser un punto fundamental para la detección de aguas, grietas y desgastes. Si tienes dudas, reemplázalos por unos nuevos o, en su defecto, cada 3-5 años a fin de llevar un correcto mantenimiento del electrodoméstico. Como consejo, destacar que se deben dejar, aproximadamente, unos 10 centímetros de distancia entre la pared y la conexión de agua de la lavadora.
  • Calentador de agua: si notas la existencia de manchas de humedad en el suelo o que el tanque está un poco oxidado, podría ser que te encontrases ante un escape.

Esperamos que este artículo acerca de la detección de fugas de agua te haya podido servir a detectar, prevenir o solucionar el problema, en caso de que tengas dudas o necesites aclarar alguna cosa, déjanos un comentario y estaremos encantados de poder ayudarte.

¡Hasta la próxima! 🙂

Cómo detectar una fuga de agua en las tuberías
4.9 (97.5%) 16 votes