Si en tu casa has detectado algún tipo de síntoma que indica que tienes humedades y, al mismo tiempo, ha coincidido que han habido escapes de tuberías, lluvias intensas o goteras, entonces podría ser que te estuvieses enfrentando a un problema de humedad por condensación. Hoy te vamos a enseñar una de las mejores soluciones para este tipo de humedades, además de cómo funciona y las ventajas que tiene.

Explicación del mecanismo por insuflación

A modo de introducción, te interesará saber que la ventilación mecánica por insuflación -también conocido como VMI- es muy utilizada a día de hoy en el sector de la automoción. Este sistema únicamente lo que hace es introducir aire desde el exterior, lo cual ayuda a filtrar y airear los componentes internos del motor. En suma, lo que se ha querido hacer con este mecanismo es emular al de los coches, pero en este caso, adaptado a las viviendas.

Y es que a día de hoy el sistema VMI es capaz de solucionar por completo las humedades por condensación, haciendo desaparecer totalmente todos los problemas que esto pudiera causar, ya sea vaho, moho, goteras y malos olores, además de purificar el aire e impedir la propagación de las partículas de polen. De esta manera, el aire que circula dentro de tu hogar permanecerá limpio y seco, ¡toda una ventilación en condiciones!

Este dispositivo se coloca, por regla general, en el techo o en la pared de la vivienda, de manera que pueda coger el aire del exterior e introducirlo hacia el interior. Es por ello que gracias a este mecanismo serás capaz de mantener tu hogar seco y en perfectas condiciones, de forma que el ambiente sea lo más saludable posible.

sistema-svi

Gracias a la filtración de aire que esto produce, el VMI evitará cualquier tipo de contaminación que proceda del exterior, dado que en primer lugar la ventilación se purifica con tal de mantener a raya cualquier tipo de problema de humedad.

También es importante tener en cuenta la sobrepresión que produce la ventilación mecánica, la cual es únicamente de 2-3 Pa (pascales), por lo que esto no supondrá ningún tipo de peligro en las ya existentes instalaciones de tuberías de gas; siendo totalmente compatible con calderas y calefacciones de todo tipo.

El calentamiento del aire, normalmente, suele estar entre los 15-18ºC, y, sin duda alguna, supone uno de los aspectos -sino el que más- importantes del sistema por ventilación mecánica. Asimismo, el equipo que se instale dentro de su hogar resulta 100% inofensivo para mascotas, plantas y, por supuesto, personas.

¿Cómo funciona el sistema SVI?

El sistema SVI está basado en un dispositivo de ventilación mecánica que, en primer lugar, filtra, después precalienta y finalmente consigue introducir aire desde el exterior hacia el interior de la vivienda. Llegados a este punto, podría parecer más fácil abrir la ventana, cosa que también se recomienda, pero la diferencia es que el SVI introduce este aire con una ligera sobrepresión, lo cual consigue eliminar los efectos de la humedad causada por la condensación y permite de esta manera airear la vivienda llegando incluso hasta los recovecos más escondidos.

El sistema por insuflación mecánica repele el gas radón, uno de los más tóxicos y perjudiciales para la salud.

Otra de las ventajas de este sistema es que previene la aparición de moho en las paredes, aunque también reduce la humedad excesiva que pudiera haber en el ambiente así como la entrada de agentes alérgenos tales como el polen o el polvo. Asimismo, gracias a este mecanismo conseguirás reducir de manera considerable el consumo energético, puesto que necesitarás gastar menos electricidad para calentar la vivienda y así, ahorrar en calefacción.

  • NOTA: La explicación a lo anterior se deriva, además de por tener un bajo consumo de energía, por el hecho de que este mecanismo reenvía el aire caliente desde el techo hacia abajo, lo cual hace que se ventile de manera natural el hogar y necesites poner el radiador durante menos tiempo; dado que el aire que se queda en el interior de la vivienda se reparte mejor por el interior de la misma.

¿Qué ventajas tiene la ventilación mecánica?

  • Puede aplicarse sobre cualquier superficie, ya sea piedra, toba, cemento o ladrillo.
  • Mejora los niveles de humedad de cara a mantener un hogar seco y un ambiente sano.
  • Se puede utilizar dentro de cualquier vivienda.
  • Ayuda a eliminar la humedad pero también los malos olores y el moho.
  • Al mejorar la calidad del aire, previene la aparición de enfermedades respiratorias como puede ser la bronquitis o el asma.
  • Se instala con facilidad y no requiere mantenimiento.
  • No ocasiona ruidos ni vibraciones.
  • No interfiere con dispositivos electrónicos tales como alarmas o puertas de garaje.

La unidad central de ventilación por insuflación mecánica (VMI) dispone del certificado por parte de la Comunidad Europea, el cual permite la comercialización del mismo después de haber sido sometido a rigurosas pruebas de verificación.

sistema-de-ventilacion-mecanica-por-insuflacion

Es por ello que si necesitas solucionar problemas de humedad por condensación en tu hogar, posiblemente este dispositivo sea la solución que necesitas. Así que si necesitas ponerte en contacto con una empresa de confianza, fiable y que sean expertos en la materia, puedes rellenar el formulario que tienes más arriba en la parte de la derecha o también puedes hacernos llegar un mensaje a través de nuestra página de contacto y nosotros, de manera gratuita y sin compromiso, te pondremos en contacto con expertos en la materia.

Vídeo sobre el SVI: