¿Qué son las humedades por condensación?

Uno de los principales tipos de humedades es el que viene causada por la condensación. Así que vamos a ir poco a poco viendo qué son y cómo podemos combatirlas.

En un principio, la humedad por condensación se produce precisamente por eso, por la condensación que deriva del agua en el momento en el que esta se convierte en estado líquido.

Normalmente, este tipo de humedad se produce cuando hay una diferencia de temperatura de más de 2ºC entre la superficie y el rocío, siendo de esta manera un problema muy común durante la temporada de invierno y que puede agravarse sobre todo si hay fallos en el revestimiento, si los aislantes no se han colocado de manera adecuada o si debido a los cerramientos y la falta de ventilación, se ha acumulado demasiado aire húmedo en el interior de la vivienda.

fotos de humedades por condensación

Por otro lado, es importante destacar que las humedades por condensación también suelen aparecer por medio de manchas negras y moho en las paredes, aunque bien es cierto que pueden llegar a producirse por goteras, fallos en el bricolaje, puentes térmicos, cerramientos y, en menor medida, filtraciones de agua, lo que suele generar olor a humedad y ambientes insalubres lo que en última instancia puede llegar a producir efectos graves tanto en la salud como en el organismo.

Es por ello que en invierno un exceso de humedad puede dar pie a una transmisión térmica más intensa, lo que finalmente hará que el gasto en calefacción y electricidad aumente de manera considerable.

Causas de la infiltración por condensación

Por regla general, las humedades por condensación suelen originarse cuando existe una acumulación de vapor de agua dentro de las viviendas o del paramento, y este, se condensa, ya sea por la temperatura ambiental o por el efecto que causa el aire acondicionado.

La condensación -entendiéndola como fenómeno- es lo que produce la aparición de este tipo de humedad, la cual se produce cuando la temperatura que hay dentro del hogar es superior al nivel térmico que hay en el exterior.

Este tipo de humedades aparecen en paredes y techos cuando la temperatura de las mismas es inferior a la del aire que hay en el ambiente. Además, el punto del rocío fluctúa dependiendo de la temperatura que haya en el habitáculo, aumentando en las estancias más frías de los hogares entre las cuales destacamos fachadas, sótanos o paredes exteriores así como áreas de difícil absorción como es el caso de espejos, cristales o  alicatados.

humedades por condensación en ventanas

Estas son algunas de las principales causas que las provocan:

  • La principal causa somos nosotros mismos. Simplemente cuando cocinamos, tendemos dentro de casa o nos duchamos producimos vapor de agua (vaho) y, por ende, condensación, convirtiéndonos de esta manera en humidificadores humanos.
  • El vapor de agua producido de forma masiva dependiendo de la actividad que, a diario, se realice dentro del hogar. Puesto que el nivel de condensación obedece al tipo de material con el cual fue construido nuestro edificio, además de la presencia –o falta- de barreras de vapor.
  • Otra de las causas más comunes de olor a humedad es la incorrecta ventilación del hogar. Y he de decir que esta es una de las soluciones más sencillas a la par que efectivas para evitar humedades e ir a favor de la anticondensación, así que es importante que todos los días, como mínimo, ventiles la casa durante 10 minutos.
  • Fallo en la instalación del puente térmico, las cubiertas o sistemas de aislamiento (puertas, ventanas, techos…)
  • Cambios agresivos en la temperatura de la calefacción y los aparatos de aire acondicionado.

NOTA: ventilar no solamente viene bien para reducir la humedad en el ambiente, sino que además también te ayudará a rebajar el nivel de condensación en paredes y ventanas así como prevenir la formación de moho dentro de los armarios.

Problemas de la condensación que causa la humedad

Uno de los problemas que más suelen aparecer y que, normalmente, suele ir de la mano con este tipo de humedad es la formación de vaho en las ventanas, además de hongos, condensación o incluso manchas negras en forma de moho en las paredes o en las carpinterías.

A priori, puede parecer que este problema de humedades es una simple deficiencia estética, que poco a nada tendría que preocuparnos y, mucho menos, afectarnos a la salud.

No obstante, es importante que tengamos en cuenta que aunque no los veamos, la presencia de ácaros, bacterias y otros alérgenos pueden perjudicar gravemente nuestra salud, sobre todo a personas mayores o a niños pequeños cuyo sistema inmunitario pueda haberse visto debilitado por diversas circunstancias.

Algunas de las enfermedades más comunes que suelen provocar las humedades son:

  • Infecciones respiratorias
  • Asma
  • Alergias
  • Reumatitis
  • Enfermedades óseas

Otra de las cosas que viene bien tener en cuenta es que las humedades por condensación en ventanas a menudo suelen provocar pequeños charcos de agua en el suelo que, normalmente, se producen por el vapor de agua que causa la condensación de los cristales. Además, la humedad, puede condensarse sobre estos, pero a su vez también es frecuente que lo haga sobre paredes frías o incluso techos.

Cómo eliminar las humedades por condensación

Los problemas de condensación en casa suelen ser bastante frecuentes y, más veces de las que nos gustaría, suelen venir acompañadas de otros tipos de humedades, ya sean por capilaridad o por filtración.

Es por ello que para que podamos solucionar este tipo de humedades, es necesario que sepamos que existen diferentes métodos a través de los que poder atajarlos. Sin embargo, el más barato, casero y fácil de utilizar es ventilar.

Por raro que parezca, una ventilación adecuada de la habitación y de los armarios te permitirá evitar la aparición del hongo de la humedad de manera que puedas mantener un hogar seco y sin fisuras.

También es importante que tengamos en cuenta que el aire estático -normalmente- es el que más humedad acumula, ya que nosotros mismos propiciamos de manera natural el que esto ocurra (por ejemplo, al respirar).

soluciones para humedades por condensación

Es por ello que para evitar problemas de condensación y cambios térmicos demasiado agresivos, se recomienda abrir todos los días las ventanas, sobre todo en zonas que puedan ser propensas a sufrir problemas de humedad como puede ser el caso de sótanos y garajes.

Cuando llegue el invierno, no te preocupes, dado que la temperatura que se pierde al abrir las ventanas se recuperará rápidamente una vez las cierres.

De todas formas, sigue siendo una tarea importante el hecho de ventilar, ya que es más fácil que durante el invierno las superficies frías acumulen un exceso de humedad, compensando de esta manera la inercia térmica del hogar.

Por su parte, en el caso de que tengas zonas de la casa que den a un patio interior o que no tengan ventanas, como puede ser el caso del baño, se recomienda que instales una rejilla de ventilación y que además, coloques un deshumidificador de manera que evitemos al máximo posible la condensación que produce el agua caliente de la ducha; pues de este modo evitarás la posible aparición de humedades y moho en las paredes.

Hoy en día existen muchos deshumidificadores que funcionan de maravilla, y ya sea en el baño, en el comedor o en el cuarto de estar, sin duda alguna resultará ser un gran aliado.

Soluciones para las humedades afectadas por la condensación

La humedad por condensación es una consecuencia directa de la falta de un buen aislamiento dentro de la vivienda. Sin embargo, es muy frecuente la aparición de problemas de salud además de enfermedades derivadas de la misma así como el más que notable deterioro del hogar.

Una de las soluciones más fáciles –y baratas- para eliminar las humedades o incluso también a modo de solución paras las goteras de techo por condensación de agua por calor, ya la hemos comentado antes, y es ventilar, así de simple. Aunque para ello, antes tendrás que saber si de verdad tienes problemas de humedad, puesto que en este caso, no lo sabrás hasta que el vapor de agua entre en contacto directo con una superficie fría, como pueden ser las paredes o el techo, de ahí que la mayoría de veces que estos tipos de humedades aparezcan lo hagan de noche.

problemas de humedad por condensación soluciones

Diferentes aplicaciones del corcho proyectado

Para evitar la humedad en viviendas así como posibles problemas de condensación y fontanería, los expertos recomiendan utilizar dispositivos específicos como por ejemplo los sistemas de ventilación mecánica (leer más), deshumidificadores o, si se prefiere, la instalación de una capa de corcho proyectado.

A excepción del corcho proyectado, estos dispositivos se encargan de introducir aire filtrado del exterior. Una vez dentro, lo calientan mediante una serie de procesos de manera que se facilite la salida del mismo, permitiendo así una ventilación continuada que hará desaparecer casi por completo los problemas de humedad y siendo, por ende, una de las formas más sencillas de reparar humedades.

También se recomienda utilizar productos fungicidas para limpiar posibles zonas afectadas, como puede ser el caso de hongos o moho en las paredes, de ahí que sea recomendable el hecho de tener un buen deshumidificador.

Posteriormente, una vez seco, se aconseja aplicar una pintura antihumedad de modo que se pueda simular el efecto que tienen los impermeabilizantes en el exterior de la fachada, consiguiendo de esta manera que los poros capilares sean menos transpirables.

En tanto que hayas terminado de instalar algún tipo de sistema mecánico, a partir de ahora será conveniente que mantengas la vivienda sin cambios térmicos y a una temperatura estable de entre 18-21ºC, puesto que si se experimentan cambios repentinos, las probabilidades de que las humedades y filtraciones vuelvan a aparecer suele ser algo mayor.

Si a pesar de haber realizado todo lo anterior la humedad por condensación sigue persistiendo, entonces tu mejor opción será llamar a un técnico experto que, mediante un diagnóstico gratuito, te pueda ayudar a determinar el foco del problema.

Para propiciar la anticondensación, se recomienda que el porcentaje de humedad se mantenga, a ser posible, entre un 40-60%.

Sistema SVI

Como ya hemos comentado más arriba, la ventilación mecánica es una de las posibles soluciones para reparar humedades.

Este sistema es uno de los más populares, y consiste básicamente en un mecanismo de tratamiento de aire que se introduce previamente calentado al interior del habitáculo. Así pues, se crea una sobre-presión muy ligera que permite ventilar todos los lugares de la vivienda llegando incluso aquellos que pueden resultar más inaccesibles.

Ventajas del sistema SVI

Algunas de las principales ventajas que tiene el sistema SVI son:

  • Consigue eliminar el exceso de humedad del entorno dentro de la vivienda.
  • Evita posibles brotes de malos olores, goteras y moho en las paredes.
  • Evita que el gas radón circule libremente.
  • Filtra el aire e impide el posible desarrollo de cualquier tipo de alergia relacionada.
  • Permite reducir el gasto térmico, ahorrando de esta manera en electricidad y calefacción de forma que el calor se distribuya equitativamente por toda la vivienda.

Vídeo sobre la humedad y la condensación en las construcciones:


Más información: