Las humedades en casa aparte de ser un problema bastante incómodo para los que residimos en ella pueden llegar a provocar problemas graves de salud, así como deficiencias estructurales importantes en muros y pilares del hogar.

Es por ello que vivir con humedades no debería de estar entre tus preocupaciones, por lo que cuanto antes lo soluciones, mejor que mejor.

La humedad en las paredes de casa puede originarse a raíz de varios puntos y, al igual que las humedades por condensación, pueden surgir tanto interna como externamente.

En este apartado veremos algunos de los problemas de humedades más frecuentes que ocurren en el interior de las casas, cómo combatirlas y varios consejos que te vendrán bien.

Historia de Rafa y Estefanía

Antes que nada quisiera compartir con vosotros un audio de la CadenaSER en el que un matrimonio de Córdoba habla sobre cómo es vivir en una casa con humedades, los problemas que esto conlleva y las adversidades a las que se han tenido que enfrentar.

Tampoco es de extrañar que el asma, los problemas en las fosas respiratorias y las alergias se hayan agravado, puesto que son una de las consecuencias fundamentales que derivan de este tipo de dificultades.

Este audio os ayudará a conocer un poco más a fondo la situación y a prevenirlo de cara a que en un futuro no nos pase a nosotros.

Empieza a partir del segundo 40:

Clic para escuchar el audio (se abre en una nueva ventana)

¿Por qué tengo humedades en casa?

La excesiva humedad en el entorno suele venir de la mano con un aumento en el gasto que tienen los electrodomésticos y la calefacción.

Así pues, si los niveles de humedad ya son altos de por sí, al aplicar calor, lo único que estaremos haciendo es propiciar el humedecimiento del aire, permitiendo que este retenga aun más humedad y que por consiguiente la capilaridad aumente, lo que en última instancia puede llegar a originar la aparición de humedades y filtraciones.

Es por ello que para que podamos conseguir alcanzar una temperatura óptima dentro de casa necesitaremos aumentar la temperatura del aire que ya de por sí circula en el interior, por lo que en una vivienda en la que tengamos altos niveles de humedad, necesitaremos gastar más energía para poder alcanzar una sensación térmica más agradable.

soluciones para humedades en casa

Así pues, antes de nada, lo que nosotros recomendamos es que para eliminar humedades lo primero que hagáis es intentar rebajar el nivel de las mismas.

En este caso podrías:

  • Instalar un deshumidificador en las estancias afectadas.
  • Llevar a cabo tratamientos específicos como la electroósmosis.
  • Optar por la impermeabilización de los capilares de los muros (más costoso).
  • O incluso si la humedad ambiental aun no es demasiado elevada y las paredes interiores no están demasiado húmedas, también puedes decidirte por la colocación del aislamiento térmico.

No obstante, aparte del gasto que supone en calefacción, las humedades que aparecen en casa pueden originar otro tipo de deterioros en las estructuras tanto internas como externas del edificio, dado que el revestimiento de muros y tabiques, las tuberías o incluso las ventanas suelen perder solidez, por lo que la seguridad de los que ocupan el mismo podría verse en peligro.

Cómo quitar las humedades de tu casa

En este apartado vamos a enseñarte algunos de los trucos caseros que mejor nos han funcionado para quitar la humedad en casa, lo cual nos ha permitido ahorrarnos mucho dinero en lo que a productos para humedades e impermeabilizantes se refiere.

Cómo quitar la humedad de los armarios

A la hora de quitar humedades en los armarios, uno de los mejores trucos es poner sal marina o sales de baño en un recipiente y colocarlo en cada una de las esquinas de las baldosas, de manera que no haya riesgo de que puedan caerse.

La razón reside en que la sal absorbe muy bien la humedad, y al colocarla en los armarios, estaremos redirigiéndola de tal forma que esta vaya a parar íntegramente al recipiente que hemos colocado.

Pero lo mejor de todo es que podremos dejarla durante 2-3 meses sin necesidad de que tengamos que preocuparnos. Aunque, dependiendo de la humedad ambiental que tengas, quizá debas cambiarla con más frecuencia.

Cómo eliminar la humedad de las habitaciones

¿Has tenido alguna vez humedades y malos olores en cajones y armarios dentro de la habitación? Si es así, el mejor remedio que puedes utilizar es colocar en cada una de las mismas un plato mediano con un poco de harina de mostaza. Esta, deberá cambiarse una vez por semana dado que la harina ya de por sí absorbe bastante humedad, aunque lo cierto es que compensa bastante.

Cómo quitar el olor a humedad

En esta segunda parte vamos a centrarnos en cómo evitar y prevenir la aparición de ácaros, hongos y moho así como otros factores que te ayudarán a reducir el olor a humedad y, por ende, a hacer de tu hogar una vivienda más saludable.

humedad en la casa consejos caseros

Consecuencias de fugas en las tuberías de los sótanos

La Zeolita

La zeolita es un mineral de procedencia natural que cuenta con una increíble cantidad de propiedades antiolor que vienen genial para absorber cualquier tipo de aroma desagradable. Pero es que además, una de las ventajas que tiene es que no desprende agentes tóxicos para la salud, pero sí lo hace para los problemas de humedad.

También cabe destacar que la zeolita puede utilizarse varias veces, aunque para hacerlo primero tendrás que secarla. Para ello, puedes ponerla dentro del horno durante unos 30 minutos a 250ºC; de esta manera, la zeolita recargará sus propiedades anti humedad y volverá funcionar con normalidad.

Cómo eliminar las humedades con vinagre

Eliminar humedades con vinagre es más fácil de lo que te piensas, y da unos resultados excepcionales a la hora de quitarlas. Además, también podemos utilizarlo dentro de los armarios o aquellas zonas de casa en donde pueda haber una mayor condensación.

Cómo quitar la humedad de la ropa

Paso 1Vierte vinagre blanco en la lavadora junto con la ropa de la cual necesitas quitar el olor a humedad. Ten en cuenta que en cada lavada que hagas tendrás que poner aproximadamente 2 vasos de vinagre. No obstante, si es mucha cantidad de ropa y huele demasiado, siempre puedas echar un poquito más.
Paso 2Mezcla agua caliente con vinagre y remoja la ropa durante una media hora. Con esto, lo que se consigue es acabar con el moho y las bacterias, de manera que los malos olores que pudieran haber desaparezcan por completo.
Paso 3Una vez termines, lava la ropa con agua fría.
Paso 4Ahora, vuelve a lavarla con un detergente neutro y suave poniendo un programa rápido de lavado.
Paso 5Ahora, vuelve a lavarla con un detergente neutro y suave poniendo un programa rápido de lavado.

Consejos sobre cómo evitar las humedades dentro de casa

A lo largo de este artículo, hemos ido viendo varios trucos caseros que nos pueden venir muy bien para reducir la posible aparición de humedades y hongos en casa. No obstante, en esta sección vamos a ver algunos consejos que te permitirán mantener un hogar seco, sin humedades, goteras ni filtraciones de agua.

Ventila bien todas las habitaciones

Muchas veces cuando nos duchamos, planchamos o cocinamos, la condensación que produce el vapor de agua suele ir acumulándose en el entorno. Y es por ello que es algo fundamental ventilar la casa, de manera que la corriente de aire circule por todas las habitaciones y no se acumule vapor de agua en las paredes.

cómo arreglar humedades en casa

Aislamiento térmico en diferentes formas

Reducir la cantidad de humedad que producimos

Y esto, ¿cómo se hace?

Si has estado atento al artículo, sabrás que nosotros mismos, a la hora de cocinar, de respirar o incluso de ducharnos, producimos vaho y vapor de agua, lo cual puede hacer que la condensación de las paredes aumente de manera exponencial.

Para que esto no pase, lo mejor es que después de haberte duchado hagas una buena ventilación del baño o, si lo prefieres, ponte un deshumidificador en la habitación que te pueda evitar problemas mayores.

Utilizar productos que absorban la humedad

Hoy en día existen muchas tiendas especializadas en este tipo de productos, por lo que no debería ser demasiado complicado encontrar ofertas de deshumidificadores a buen precio.

Y es que resulta que estos vienen realmente bien a la hora de evitar que haya un exceso de condensación de agua dentro de casa. Sin embargo, muchas veces no basta con esto, aunque siempre pueden ser de gran utilidad sobre todo en armarios o habitaciones que den a patios interiores en los que exista una ventilación insuficiente.

Utiliza la calefacción con cabeza

Como hemos visto más arriba, la humedad que contiene el aire caliente es más de la que puede contener el aire frío, por lo que lo recomendable en este caso sería mantener unos niveles de humedad constantes de unos 15º, pues de este modo conseguiremos evitar que la higrometría se dispare y por ende, lograremos absorber la humedad y rebajar los problemas de capilaridad.

Separa los muebles de las paredes

Siempre se  ha dicho que la ventilación es uno de los factores más importantes a la hora de evitar este tipo de problema, pero si el aire no llega a donde tiene que llegar, no solucionaremos nada.

Así pues, colocar los muebles muy juntos a las paredes puede hacer que el aire en circulación no pueda llegar a estas zonas, provocando humedades y condensaciones innecesarias que en última instancia te deteriorarán la habitación.

Es por ello que para evitar esto, basta simplemente con separar el mobiliario unos centímetros de la pared, pues solo así conseguirás que el aire circule libremente por toda la estancia y se reduzcan los niveles de humedad.

Tiende la ropa fuera de casa

Es posible que algunos de vosotros tendáis la ropa dentro de casa. Independientemente del motivo por el cual hagáis esto, es importante que intentéis evitarlo a toda costa. Pues has de entender que la ropa nada más sale de la lavadora aun continúa estando mojada. Por lo que a la hora de secarse, la condensación que se produce entre el calor y el agua que resta en los tejidos hará que las posibilidades de que te salgan humedades en el techo, en los muros o en las paredes aumente de manera considerable.

Limita la cantidad de plantas

Tener plantas en casa siempre es bonito. Dan color, alegría y ayudan a reciclar el oxígeno. No obstante, si quieres reducir la posibilidad de que te aparezca una humedad en casa, es importante que limites la cantidad de las mismas.

Claro está que todo esto también depende de la variedad que tengas, dado que sí que hay algunas plantas que pasan por ser algunas de las mejores soluciones para humedades que podrás encontrar, puesto que actúan a modo de deshumidificador y contribuyen a que la ventilación en el hogar sea mejor.

Estas son algunas de las que mejor funcionan:

  • Ficus de la India
  • Hiedra, Yerberas o Crisantemos.
  • Lengua de Suegra.
  • Margaritas.
  • Palmas de Bambú.
  • Dracaenas.

Vídeo sobre cómo eliminar las humedades en casa:


Más información: