Las humedades son un problema que a día de hoy está presente tanto en casas como en negocios. Sin embargo, pocos son los que realmente se dan cuenta de los efectos que tienen en nuestra salud y los daños que estas pueden causar.

Cierto es que existen muchos tipos de humedades y que estas, pueden salir en diferentes sitios; ejemplo de ello pueden ser las paredes, los muros y los techos. No obstante, el hecho de vivir con humedades no es algo agradable y es un problema que deberíamos de solucionar cuanto antes, pues a la larga pueden producir consecuencias estructurales en los edificios así como efectos graves en nuestro organismo.

humedades

Hoy en día existen diferentes tratamientos y productos para humedades que, de alguna manera, consiguen paliar los efectos de las mismas así como evitar la posible aparición de futuras goteras, aunque estos no son todo lo efectivos que deberían y al poco tiempo terminan volviendo a salir.

Normalmente, los profesionales recomiendan que para mantener un hogar seco, si no se disponen de muchos recursos, se utilicen tratamientos o dispositivos específicos que consigan rebajar los niveles de humedad, como puede ser el caso de los deshumidificadores o los impermeabilizantes de cara a proteger las cubiertas de las estancias afectadas. Asimismo, el uso de algún tipo de pintura antihumedad, en algunos casos, también suele ser bastante efectivo, sobre todo si lo que se quiere es evitar la aparición de posibles manchas.

Hecha esta introducción, veámoslas un poco más en detalle.

¿Qué son las humedades?

Como ya hemos comentado, los problemas de humedad son unos de los más habituales dentro de una vivienda, aunque en muchas ocasiones, también es uno de los más difíciles de encontrar y por ende, de reparar.

Una humedad por sí sola puede llegar a perjudicar la estructura entera de un inmueble, así como hacer que las diferentes estancias de un hogar o de un negocio resulten perjudiciales para la salud, pues a la larga, las humedades pueden repercutir negativamente en la misma causando enfermedades respiratorias o  alergias; todo ello derivado de una contaminación del aire que viene causada por la aparición de hongos y bacterias en suspensión.

¿Por qué salen las humedades?

soluciones para humedades

Los problemas de humedad pueden venir producidos por distintos factores, así que aquí tienes algunas razones que explican los posibles motivos acerca de por qué hay humedad en las casas:

La temperatura y el clima

Sin duda alguna, uno de los factores más importantes -y comunes- que promueven la aparición de humedad y filtraciones de agua. Este el caso de las bajas temperaturas, lluvias, aire frío o ambientes húmedos que pueden llegar a calar en el interior de las viviendas. Sin embargo, el exceso de calor también puede llegar a condensar y hacer que el vapor de agua se acumule en las paredes, todo ello por la falta de un tratamiento específico sobre los materiales utilizados durante el proceso de construcción.

Fallos en el aislamiento térmico

Una de las principales causas en la proliferación de humedades y moho es un fallo en el aislamiento y el rejuntado del bloque. Esta humedad se origina primero en el interior del piso o negocio y se produce, normalmente, cuando hay fallos en el aislamiento térmico de la parte exterior del habitáculo, causando de esta manera diversos problemas de humedad en paredes y techos.

Si este es tu caso, una buena forma de empezar a ponerle solución a este problema es impermeabilizar la fachada, pues de esta manera conseguirás que los poros capilares de los muros no dejen pasar el agua y en última instancia serás capaz de reducir la humedad ambiental de tu vivienda.

Factores geológicos

Esto se debe más a irregularidades relacionadas con el terreno sobre los cuales se han construido los pisos, afectando principalmente a sótanos y espacios semienterrados; lo cual no quita que más adelante esto se extienda y termines teniendo una infiltración de agua o humedad en la pared.

Mantenimiento incorrecto

Un incorrecto mantenimiento de las instalaciones dentro de una casa puede resultar en una de las causas de la aparición de humedades en las viviendas, evitando de esta manera que podamos mantener nuestro hogar seco y sin humedad.

Nivel freático

Esto hace referencia a la parte superior correspondiente a las capas freáticas y a los acuíferos en general. Normalmente, la presión del agua que tiene este último es idéntica al de la presión atmosférica que hay en el entorno.

Es por ello que si las partes soterradas de tu vivienda están en contacto directo con el agua subterránea, puede ser que a largo plazo las paredes interiores, las ventanas, los tejados o incluso la fachada empiecen a presentar signos de humedad.

Ventilación insuficiente

Este es uno de los problemas más habituales, dado que en muchas ocasiones la ventilación que realizamos en nuestras viviendas no es todo lo frecuente que debería.

Y es que el hecho de no ventilar no solamente hará que la condensación del hogar sea mayor, sino que además lo más probable es que termine por causar desperfectos en el gotelé, los aislantes y, en algunos casos, también en la cerámica.

Es por ello que ventilar resulta algo fundamental si quieres mantener el capilar de los muros en perfecto estado, dado que lo que se consigue con esto es aislar y proteger de cualquier posible vapor de agua que nosotros mismos pudiéramos haber causado.

Para ello, bastará con abrir puertas y ventanas, dado que lo que queremos conseguir es provocar una corriente de aire que nos ayuda a reducir la humedad ambiental, además de promover un entorno de climatización mucho más saludable tanto para nosotros como para nuestros hijos.

¿Qué tipos de humedades hay?

donde aparecen las humedades en un edificio

A día de hoy, existen varios tipos de humedades, pero las tres más importantes son:

Humedades por condensación

Las humedades por condensación normalmente se producen por un exceso de vapor agua en las partes internas de las viviendas, lo cual puede llegar a afectar a paredes, techos y ventanas en tanto que dichas filtraciones entren en contacto con superficies frías; haciendo que el mortero y la estructura del inmueble se debiliten y, por ende, aparezcan los primeros signos de humedad.

En muchas ocasiones suelen producirse por una instalación incorrecta del aislamiento, falta de ventilación, fallos en el tratamiento utilizado o simplemente por la condensación que se produce a la hora de lavar, cocinar o planchar.

Humedades por capilaridad

Las humedades por capilaridad suelen aparecer en las paredes de los edificios, en el capilar de los muros, garajes, terrazas y, en definitiva, en cualquier tipo de superficie que pueda estar en contacto directo con el suelo.

Normalmente, se deben a un fallo en la instalación de los impermeabilizantes, hecho que provoca que el agua se filtre por los capilares de los muros haciendo que en última instancia los aislantes se debiliten y aparezcan humedades y goteras.

Humedades por filtración

Las humedades por filtración se producen por la entrada directa de agua a través de fisuras en las impermeabilizaciones o de grietas externas en los edificios.

Por lo general, estas filtraciones de agua aparecen en plantas bajas, sótanos y superficies que se sitúan en el subsuelo; siendo la mala impermeabilización de las cubiertas de la vivienda una de las principales causas de las humedades por filtración.

¿Cómo afectan las humedades a la salud?

¿Son las humedades malas para la salud? Según estudios recientes, la humead afecta a cada uno de los habitantes de la vivienda, pudiendo ocasionar alergias, problemas respiratorios, dolores, asma y hasta enfermedades pulmonares.

Así pues, es importante que tengamos en cuenta una serie de aspectos que nos ayudarán a entender de mejor manera cómo se relaciona la humedad y la salud.

  • La calidad del aire que se respira

La excesiva cantidad de humedad ambiental incrementa la probabilidad de contraer enfermedades respiratorias, como puede ser la sinusitis o el asma, así como infecciones pulmonares como es el caso de la bronquitis.

Lo anterior se deriva de la proliferación de humedad y ácaros que se contiene en el aire, lo cual hace que se cree una sensación de malestar que normalmente suele venir acompañada de pies fríos, mareos, dolor de cabeza, malos olores, cansancio o escalofríos.

  • Músculos, huesos y articulaciones

Este apartado es específico para las personas reumáticas, y es que resulta que tanto el frío como la humedad provocan un aumento en algunas personas que sufran de estos problemas.

  • El moho y los hongos

El moho es uno de los organismos microscópicos que más se parece a las plantas, y que además, se reproduce y prolifera mediante la difusión de esporas en el aire, lo que a su vez, puede ocasionar asma y otros problemas de salud.

Es por ello que las humedades con hongos o con moho pueden perjudicar tanto a personas sanas como aquellas cuyo sistema inmunológico está más debilitado, causando de esta manera bronquitis y otro tipo de enfermedades.

Cómo detectar humedades sin romper nada

Si lo que quieres es detectar posibles focos de humedad en casa, en paredes o en terrazas, fíjate antes que nada en alguno de estos tres aspectos:

  • Moho verde o negro en techos y paredes.
  • Hongos en suelos, cubiertas o paredes.
  • Desconchamiento en la pintura.

Fíjate muy bien en estos puntos antes de comprar productos para humedades, o lo que es peor, invertir en un dispositivo de electroosmosis inalámbrica cuando posiblemente sea una simple mancha o algún tipo de suciedad. Sin embargo, si alguno de estos se aplica a ti, entonces deberías de intentar ponerle remedio cuanto antes o incluso llamar a un profesional.

Cómo evitar las humedades

aislamiento para humedades

Si una cosa está clara es que a nadie le gusta tener las paredes desconchadas, los armarios con olor a humedad o las fachadas llenas de manchas. Al igual que tampoco nos hace mucha gracia el incremento del gasto en calefacción que supone el hecho de tener humedades en casa.

Es por ello que si en tu casa has notado que el gotelé tiene algún desperfecto, que el aislante de los tejados se ha desgastado o que han aparecido pequeñas infiltraciones de agua en algún punto de tu vivienda, entonces nuestra recomendación es que actúes lo antes posible, dado que de lo contrario, derivará en problemas de mayor envergadura.

Algunas acciones rápidas que puedes hacer por tu cuenta para detectar el origen del problema pueden ser:

  • Comprobar el estado del hormigón

Si por cualquier cosa notas que el aislante, el mortero o el revestimiento no tiene la apariencia ”saludable” que una pared normal debería tener, entonces podría ser que te encontrases ante un posible problema de humedad.

También cabe destacar que muchas veces no es tanto el estado de la pared sino el del tragaluz. Para ello, lo más recomendable es instalar ventanas que ayuden a evitar o, al menos, rebajar la gravedad de las humedades producidas por los distintos factores que hemos comentado con anterioridad.

  • Plantas bajas

Esto no siempre es aplicable a todo el mundo dado que no todos los edificios disponen de sótanos y garajes. Sin embargo, todos los espacios que estén medianamente soterrados, como son los parkings, o en contacto directo con el suelo suelen ser una de las vías principales a través de las que la condensación puede colarse.

Asimismo, los sitios que yacen totalmente soterrados tienden a que las impermeabilizaciones que se realizaron en un primer momento se debiliten con mayor facilidad, por lo que si sospechas de que pueden haber signos inequívocos de humedad, uno de los lugares a los que primeramente deberías acudir sería este.

  • Impermeabilización del edificio

No todos sabemos detectar si han habido infiltraciones de agua o si el estado del bricolaje es el adecuado, por ello, es importante que preguntes al presidente de la comunidad o a alguien que pueda ayudarte en el tema y de esta manera colaborar en el diagnóstico.

Siguiendo con lo anterior, muchas veces el problema no reside en tu casa sino en el revestimiento y rejuntado de las fachadas que en primer lugar no se realizaron de manera adecuada.

Esta es una cuestión importante porque aparte de la humedad por filtración que puede llegar a originar, tratamientos de este tipo no suelen ser baratos, puesto que no solamente hay que impermeabilizar una pared sino el edificio entero.

Es por ello que es de vital importancia informarse sobre qué empresas pueden realizar un diagnóstico gratuito así como utilizar un comparador de precios que nos pueda ayudar a determinar qué gasto nos podría acarrear este problema, más que nada porque no será la primera vez que nos ofrecen un presupuesto gratis y luego termina por no serlo.

¿Qué hacer si hay humedades en el techo?

Si hay humedades en el techo, entonces esto puede deberse a dos problemas:

  1. A fugas de agua en las tuberías o en las instalaciones de fontanería que provengan del vecino, bajantes en mal estado del edificio o simplemente de la propia instalación de nuestra vivienda que circula a través de un falso techo.

En este primer caso, es recomendable llevar a cabo una primera inspección en el techo para asegurarnos de que, en efecto, ese es el origine de la avería, de forma que podamos solucionarlo cuanto antes con la ayuda de un fontanero. Después, una vez reparada la humedad en el techo, se aconseja atornillar de nuevo una placa sobre los refuerzos de madera o perfil, aplicar un tratamiento en las juntas y pintar a fin de que todo quede como estaba inicialmente.

  1. Goteras en las cubiertas, bien sea por una mala impermeabilización o por la rotura de una o varias tejas por el paso de los años.

En este segundo caso, es preciso realizar un estudio de la cubierta en cuestión para comprobar el foco origen de la humedad y posteriormente proceder a la ejecución de una operación de mantenimiento, que podrá consistir en retejar el área afectada o en reparar la impermeabilización.

Cómo tapar humedades con piedra, con madera, con friso y con pladur

Antes de nada, advertir de que no vamos a explicar ninguna de las técnicas mencionadas, básicamente porque no son más que una chapuza. Sí, has leído bien. Numerosos son los casos que se han dado en los que albañiles y empresas “expertas” han “solucionado” el problema aplicando alguno de estos inventos, por llamarlos de alguna manera, lo cual no ha resultado en nada más que un parche que en última instancia ni soluciona, elimina o arregla el problema.

Así pues, aislar humedades con pladur, por ejemplo, no se recomienda bajo ningún concepto. No porque el material en sí sea malo o perjudicial, sino porque antes de nada hay que encontrar y atajar el origen del problema, puesto que si antes no realizamos las comprobaciones pertinentes, os podréis encontrar en la situación de ser los protagonistas de casos como estos:

Humedades y otros daños, ¿paga el propietario o la constructora?

Ya sabemos que esta es una problemática que puede causar un sinfín de quebraderos de cabeza, tanto a ti como a la comunidad. Así pues, este conflicto ha de centrarse entorno a tres “culpables” mayoritarios: la constructora, el propietario o la copropiedad.

Ladrillo, cemento, hormigón…todos los materiales reaccionan de forma diferente dependiendo de la humedad que se haya producido, atentiendo de esta forma a motivos de luz, temperatura o ventilación entre otros.

¿Quién paga?

Antes de nada, a fin de saber quién es el responsable de todo hemos de tener claro cuáles son las clases de bienes que se encuentran en el interior del Edificio. Estos, pueden ser:

  • Bienes de dominio particular o privados.
  • Bienes comunes y comunes esenciales.
  • Bienes comunes de uso exclusivo.

Si es responsabilidad de la Propiedad Horizontal, entonces:

Se atribuye la responsabilidad a la P.H. cuando la humedad ha sido originada en los bienes comunes esenciales (el mismo terreno – humedades subterráneas), vienen de las tuberías de los servicios públicos de la misma o por la falta de un correcto mantenimiento en la impermeabilización de techos y fachadas. Todos estos arreglos, tendrán que ser solucionados directamente por la P.H.

En el caso de que la humedad provenga, por ejemplo, de terrazas, patios, cubiertas o un balcón, pero todos estos sean de acceso común para los propietarios, será la P.H quien deberá solucionarlo.

No obstante, si estos accesos son comunes pero de uso exclusivo a un solo propietario, será este último el que tendrá que correr con los gastos del arreglo, tal y como explicaremos a continuación:

Si es responsabilidad de un Propietario, entonces:

¿Recuerdas esa frase de: “mientras vivas bajo mi techo…”? En este caso es parecido. Y es que, generalmente, todo lo que esté bajo tu baldosa, le corresponde pagarlo a la Propiedad Horizontal. Por ejemplo, la rotura de una tubería general o de agua potable en las zonas comunes. PERO, si esa humedad proviene a causa del daño o rotura de una tubería de uso privado, será el Propietario quien lo arregle.

En este caso, es importante recordar que el Propietario deberá llevar a cabo los arreglos pertinentes una vez se le haya informado de que el problema viene directamente de su zona o vivienda privada, además de tener que abonar todos los daños que pudiera causar a vecinos y viviendas colindantes.

Si es responsabilidad de la Constructora, entonces:

Atendiendo a la Ley 675 de 2001, se establece que una vez la constructora haya vendido, al menos, un 51% de las propiedades privadas, esta entregará la administración provisional a todos los copropietarios, no obstante, esto no la exonera de algunas de las responsabilidades, como por ejemplo, cuando las fallas sean estructurales o se haya realizado una mala impermeabilización de los pisos y de las paredes, esto deberá ser reparado por la misma constructora.

En cualquier caso, la Constructora, en calidad de Administrador Primero, se encuentra en la obligación de poner a disposición del Administrador Definitivo los diferentes documentos y planos que correspondan a las redes hidrosanitarias, eléctricas y, en definitiva, todos los servicios públicos de los domicilios.

Así pues, si tienes problemas de humedades independientemente de que la vivienda o el edificio sea reciente, si consideras que se debe a una falla estructural o de construcción, habla con nuestros expertos para que procedan a la revisión del caso, y así, determinar si la responsabilidad final es de la Constructora, de la Propiedad Horizontal o del Propietario.

Noticias relacionadas: El Mundo – ¿Quién paga las reparaciones por humedad?

Vídeo sobre cómo reparar humedades:

Consejos finales

Como habrás podido observar, los problemas de humedades en paredes y techos pueden surgir por distintos motivos. Y, normalmente, es más fácil de lo que uno cree el hecho de que tengamos que enfrentarnos a la cansada tarea de eliminar humedades, dado que el vaho de la plancha o un simple drenaje por capilaridad que haya podido surgir a raíz de una gotera, puede ser suficiente para que tengamos que añadir una preocupación más a nuestra vida diaria.

Es por ello que aislar de manera correcta a través de puertas y ventanas es fundamental de cara a proteger la domótica y el bricolaje del hogar.

Además, la empresa que se contrate para revisar estos temas ha de asegurarse de que los materiales que se utilicen para el tratamiento del exterior del bloque sean los adecuados, por lo que la excelencia profesional es un factor muy importante que deberás de tener en cuenta antes de llamar a nadie.

Por nuestra parte, tras muchos problemas de humedades superados y numerosas experiencias con diversos profesionales que ofrecían “tratamientos definitivos y garantizados” contra humedades, hemos conseguido diferenciar aquellos que realmente valen la pena de los que, por el contrario, solo quieren sacarte el dinero.

¿Quieres que te ayudemos a conseguir un presupuesto gratuito de una empresa experta en la reparación de humedades?

En Humedades24.com tenemos una única misión: hacer que el hecho de reparar humedades no se convierta en un completo quebradero de cabeza, de forma que no tengas que enfrentarte a la falta de apoyo y desinformación por la que varios de nosotros ya hemos pasado.

Desde esta página, hemos podido ponernos en contacto con todas y cada una de las empresas que se dedican a reparar este tipo de problemáticas, y hemos hecho una selección de las mejores y por las cuales sí que pondríamos la mano en el fuego.

Así pues, rellena este formulario y nosotros nos encargaremos personalmente de que varias de las más acreditadas empresas de humedades en España te envíen un presupuesto gratuito y sin que este implique ningún tipo de compromiso por tu parte:

Rellena los campos y recibirás un presupuesto gratis y sin compromiso de una de las mejores empresas en la reparación de humedades

  • Es importante que rellenes este campo para que podamos ofrecerte lo que mejor se ajuste a tus necesidades

Ahora solo nos queda pedirte el pequeño favor de ayudarnos a compartir este artículo en tus redes sociales, de forma que podamos llegar a más gente que necesite de nuestra ayuda en este tema.  Solamente tienes que hacer clic en alguno de los botones de aquí abajo. ¡Muchísimas gracias!

Humedades: Soluciones, Tipos, Tratamientos e Información
4.73 (94.67%) 45 votes