Los problemas de humedad en paredes dentro de los hogares pueden deberse a un gran número de factores. Entre ellos, destaca principalmente la lluvia, la cual provoca filtraciones de agua y, por ende, la aparición de moho en paredes y techos.

Otras causas que podemos atribuir a la aparición de humedades en las paredes interiores son la condensación, la saturación de agua que ya de por sí puede contener el ambiente o incluso el humedecimiento previo de la superficie sobre la cual se ha construido la vivienda.

soluciones para humedades en paredes interiores

Está claro que estos tipos de humedades son algo a tener muy presente sobre todo durante las épocas de otoño e invierno, así como en zonas húmedas o que estén situadas cerca de ríos y lagos.

La falta de ventilación también es algo a tener en cuenta durante estos periodos en los que el frío aprieta y la condensación es más fuerte, dado que las diferentes estancias de las casas no suelen ventilarse con tanta frecuencia en tanto que la humedad, la sensación térmica y las bajas temperaturas son más incómodas de lo normal. Todo esto hace que en el interior se acumule humedad relativa y en última instancia se produzcan desperfectos en paredes, techos y ventanas.

¿Cómo se puede quitar la humedad de las paredes de casa?

Como ya hemos comentado antes, la humedad o las paredes húmedas son un problema bastante normal que aparece en una gran cantidad de viviendas, apartamentos y edificios.

Este humedecimiento de la pared suele causar la aparición de moho y bacterias en las paredes, creando un ambiente muy poco saludable para todas aquellas personas que residan en la vivienda. En suma, las paredes con humedades desprenden un olor desagradable, son muy poco estéticas y causan deterioros y daños considerables en el yeso, la pintura y el bricolaje, así como en los aparatos eléctricos como puede ser la domótica.

No obstante, los problemas de humedad no solamente pueden aparecer en las paredes, sino que también es común que aparezcan en muros, pisos, ventanas, techos, tuberías y, por supuesto, en casa.

Es por ello que cualquier contacto, por mínimo que sea, con el suelo deriva en un aumento considerable de los niveles de humedad, lo que en última instancia afecta a las paredes exteriores e interiores de las viviendas.

En el caso de que el espacio entre el techo y la estructura del edificio sea prácticamente nula sería muy recomendable que implementases algún tipo de sistema de ventilación de forma que se cree una corriente de aire que haga que la humedad desaparezca lo antes posible.

Consejos y recomendaciones para eliminar la humedad de la pared

Uno de los errores más frecuentes para eliminar humedades de las paredes es intentar pintar encima de las zonas sobre las cuales se han producido los desperfectos causados por el agua. Asimismo, si las paredes de la cocina, el aseo o el cuarto de baño siempre se notan húmedas, recomendamos que mantengas un ambiente seco y que esté bien ventilado.

Por otro lado, el estado de la humedad en las paredes puede ser que esté causado por problemas agudos de condensación o capilaridad, lo cual es resultado y signo inequívoco de saturación así como de gravedad especialmente mala en la parte baja de la pared. Todo ello hace que se disimule el estado real de las humedades, lo que en consecuencia incrementa de manera considerable el problema de la humedad.

humedad en las paredes cómo limpiar

A día de hoy se conocen muchos tratamientos y métodos para proteger las paredes de las humedades. Aquí te mostramos algunos que te ayudarán a eliminarlas:

  • Rebajar la humedad ambiental: la instalación de un deshumidificador, de una capa impermeabilizante, de un mortero impermeable o de algún tipo de sistema electrónico como puede ser el caso de la electro ósmosis, te ayudará a rebajar el humedecimiento excesivo que pueda haber en el ambiente.
  • Pruebas anti fugas: el hecho de que el agua de lluvia incida a través de las juntas y se cuele por los poros capilares es un factor muy importante de cara a tener una buena protección anti humedad. Además, como ya hemos comentado antes, si el espacio entre la estructura del techo y el ático es mínimo, entonces necesitarás urgentemente abrir paso a una buena ventilación. En este caso, lo que recomendamos es colocar las juntas de los tubos de la mejor manera posible de manera para que el agua de lluvia no se filtre y no se produzcan fugas en los suministros de agua ni en los sanitarios.
  • Ventilación: uno de los problemas más frecuentes es el tener las paredes húmedas, lo cual viene causado por el vapor de agua que se produce al ducharnos, al estar en la cocina o incluso al respirar. Es por ello que si no tenemos una buena ventilación este problema se agravará aun más. En suma, es posible que este efecto sea más agresivo en la cocina o en el cuarto de baño, aunque en las paredes con pintura de látex también es frecuente que la humedad y el moho florezcan de manera natural.
  • Enyesamiento de la zona afectada: para evitar que el revestimiento en muros y paredes se deteriore aun más, es importante utilizar una buena mezcla de cemento o incluso un apósito impermeable para volver a enyesar e impermeabilizar las áreas afectadas. Los tubos de distribución han de estar colocados de manera meticulosa en los agujeros que tiene cada uno de los ladrillos, de forma que se transfiera el líquido que hay en las baldosas y en la pared hacia abajo y se disminuya un poco la fuerza de la gravedad. También se recomienda que la membrana de impermeabilización esté colocada en la parte externa del suelo, de modo que esta actúe en forma de aislamiento térmico y evite que la impregnación vuelva a aparecer.

Cómo controlar la aparación de la humedad en las paredes

Mucha gente advierte de la importancia de instalar barreras de vapor para controlar cualquier posible humedad que haya en la pared. Sin embargo, esto un mito, puesto que las barreras de vapor únicamente harán que la humedad aparezca más tarde, mientras que la mayoría de problemas que aparecen en las paredes vienen derivados de la capilaridad que se produce a raíz de las fugas de aire.

También es importante tener en cuenta las eflorescencias que surgen a raíz de las sales disueltas que salen cuando el agua se cristaliza, puesto que esto puede causar que las paredes exteriores sufran un gran deterioro y en última instancia se desarrolle algún tipo de mancha o incluso problemas de mayor envergadura como es la formación de moho, bacterias o incluso enfermedades respiratorias como puede ser el asma.

Estas son las medidas que te recomendamos para controlar la humedad:

  • Instalación sobre el suelo de las viviendas una cubierta de tierra hecha de polietileno.
  • Los cimientos sobre los cuales se edificó la casa deben haber sido colocados a una distancia prudente del subsuelo.
  • Emplazar escudos de termitas así como membranas impermeables de vapor que protejan los cimientos y la parte externa del hogar, de forma que se evite el efluvio que provoca la humedad por acción de la capilaridad en sótanos y cimientos.
cómo corregir humedades en paredes

Saber cuándo y cómo pintar una pared es algo fundamental

El viento impulsa, especialmente, la lluvia, lo que puede causar diversos contratiempos de humedades en paredes y techos así como goteras o el temido efecto chimenea.

  • Barreras de vapor cuyo índice de ondulación sea, como mínimo, de -1.
  • Revisa todos aquellos tapajuntas que puedan denotar mala calidad.
  • Comprobar los materiales que recubren el aislamiento térmico.
  • Aplica masilla en las partes externas del edificio como pueden ser puertas y ventanas.

Si quieres proteger tu vivienda contra las filtraciones de agua que causa la lluvia, es importante establecer un plano de drenaje que se incluya en el interior de las paredes de casa.

Cómo quitar las humedades para pintar la pared

Lo primero de todo que tendrás que hacer para ponerles solución es eliminar el foco de la saturación. Este, puede estar en el techo o en las paredes, tanto internas como externas o incluso situarte en casas vecinas.

En el caso de que den al exterior, lo más normal es que puedan haber fisuras o grietas que hayan causado filtraciones de agua.

Bien es cierto que pueden no ser de gran importancia, pero si se dejan pueden llegar a formar grandes cantidades de moho. Si este último es tu caso y están en el techo, en un futuro no muy lejano es probable que termines teniendo goteras, por lo que esta es una de las urgencias más importantes que tendrás que solucionar antes de pintar.

Revisa los sistemas de tuberías, dado que si hay fugas, por pequeñas que puedan parecerte, terminarán estropeándote la pared.

Algo similar puede ocurrir cuando la pared da a una habitación interior. La entrada de la humedad, por lo general, suele deberse a cañerías rotas o a paredes con filtraciones que, normalmente, conducen a espacios con alta saturación, como puede ser el caso de la cocina o del cuarto de baño.

Para poder quedarnos tranquilos y garantizar de que este problema de impregnación no reaparezca tendrás que reparar la avería cuanto antes.

También es importante que tengas en cuenta que, independientemente de lo pequeña que sea la fuga, el vapor de agua siempre termina por conquistar las paredes y propiciar la aparición de humedades y moho.

Consejos para el arreglo y reparación de las humedades de las paredes

Otra razón por la cual se pueden formar manchas es la falta de ventilación en habitaciones que ya de por sí sean propensas a tener altos niveles de humedad, tales son el cuarto de baño, la cocina, los trasteros, el sótano o incluso el desván.

humedad en paredes de hormigon

En estos habitáculos, lo más aconsejable es intentar forzar una ventilación a través de ventanas o puertas que den al exterior, o incluso si al salir de la ducha ves que se ha formado algo de condensación, abre la puerta e intenta sacar el exceso de manera que no se vaya acumulando un exceso de saturación de vapor en el interior de dicho espacio.

Es por ello que si ves una humedad o manchas en alguna pared de casa, no te asustes, porque siempre hay solución. Aunque todo esto siempre es mucho más fácil si cuentas con extractores de aire, deshumidificadores o impermeabilizantes.

Estos no son difíciles de encontrar, dado que hoy en día muchas tiendas especializadas venden aparatos para quitar la humedad a bajo precio y que funcionan de maravilla.

Opiniones finales

Como habrás podido observar, reparar una pared con humedad es más fácil de lo que parece. Muchas veces, nos asustamos por el simple hecho de que vemos manchas y posibles indicios que al final terminan por ser una falsa alarma.

No obstante, dado que a nadie le gusta vivir con humedades, siempre se recomienda seguir los consejos que hemos expuesto en este apartado en combinación con algún tipo de tratamiento así como cualquier otro tipo de aparato específico para cada caso, ya sea un deshumidificador, la ósmosis inalámbrica, etcétera.

Así pues, una de las mejores soluciones para reparar las humedades en paredes es comprar una buena pintura. Más que nada, por el simple hecho de prevenir e intentar reforzar los muros de manera que al agua le sea más difícil traspasar los capilares de los mismos. Pues solo de esta manera y poco a poco, conseguiremos deshacernos de este molesto problema que no solamente resulta perjudicial para la salud sino también para el hogar.

Otras secciones que también te pueden interesar:

Vídeo sobre cómo arreglar humedades en muros:

Noticias relacionadas:

Humedades en paredes: soluciones para eliminar y reparar de forma efectiva
4.5 (90%) 2 votes